Hepatitis, una enfermedad que requiere medidas de prevención, diagnóstico y tratamiento urgentes

Hepatitis, una enfermedad que requiere medidas de prevención, diagnóstico y tratamiento urgentes

Hepatitis, una enfermedad que requiere medidas de prevención, diagnóstico y tratamiento urgentes

No hay comentarios en Hepatitis, una enfermedad que requiere medidas de prevención, diagnóstico y tratamiento urgentes

Colombia se encuentra dentro de los 17 países que tienen una alta prevalencia de hepatitis; de acuerdo con cálculos realizados por el Observatorio de Salud Pública de Santander (OSPS) basados en SISPRO, en los últimos 5 años (2013-2017) en Santander se registraron 4.337 atenciones por hepatitis en los diferentes servicios de salud, teniendo Bucaramanga el índice más alto con 2.247 atenciones.

Por su parte, datos de la publicación Indicadores Básicos de Salud de Santander, basados en el Sistema de Vigilancia en Salud Pública han registrado un descenso en el número de casos de hepatitis B, C y coinfección B-D,  pasando de 132 en 2014 a 78 en 2016. Este 28 de julio se celebra el día mundial contra la hepatitis, una inflamación del hígado, causada por los virus de la hepatitis, otras infecciones, sustancias tóxicas o enfermedades auto inmunitarias.

“Es hora de diagnosticar, tratar y curar la hepatitis”, es el lema para el 2018 propuesto por la Organización Panamericana de la Salud –OSPS/OMS, con el objetivo de impulsar todas las iniciativas para aplicar la primera Estrategia mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas, 2016-2021, y ayudar a los Estados Miembros a conseguir el objetivo de eliminar esta enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo mueren aproximadamente 1,4 millones de personas anualmente a causa de las hepatitis virales (A,B,C,D y E), siendo más frecuentes las hepatitis A y B que son enfermedades transmisibles, prevenibles y evitables; además, se estima que esta enfermedad afecta a más de 325 millones de personas. En América Latina, la hepatitis B producida por sangre no segura y otros líquidos orgánicos, y la hepatitis C causada por sangre infectada, producen anualmente cerca de 125.000 muertes, por encima de enfermedades como la tuberculosis y el VIH.

La prevención de las hepatitis A y E a través de acceso a alimentos y agua seguros; así como de las hepatitis A, B y E mediante vacunas; y de las hepatitis B y C a través del control de cribado de las donaciones de sangre, la esterilización de inyecciones y el control de infecciones; sumado al diagnóstico oportuno y al tratamiento se convierten en las medidas más urgentes para salvar vidas.

Back to Top