Niños, niñas y adolescentes requieren un atención integral en salud mental

Niños, niñas y adolescentes requieren un atención integral en salud mental

Niños, niñas y adolescentes requieren un atención integral en salud mental

No hay comentarios en Niños, niñas y adolescentes requieren un atención integral en salud mental

Cada año en el mes de octubre el mundo conmemora el día de la salud mental, en aras de fomentar la atención y priorización de este tema en la agenda de salud pública mundial. El tema de este año está orientado a la atención de niños y adolescentes, por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que la “prevención comienza por conocer y entender los signos y síntomas precoces que alertan de una enfermedad mental. Los padres y los profesores pueden contribuir a crear en los niños y adolescentes aptitudes que les ayuden a hacer frente a los retos que se encontrarán cada día en casa y en la escuela”.

De acuerdo con Rafael Ortiz Martínez, Coordinador del Observatorio de Salud Pública de Santander (OSPS) “es importante reforzar en escuelas y diferentes entornos el apoyo y la atención psicosocial para los niños, niñas y adolescentes, y reforzar la capacitación de los profesionales de salud en estrategias de prevención, detección y tratamiento de trastornos mentales”.

Uno de los temas de salud mental que ha cobrado mayor fuerza en los últimos años es el suicidio; la Encuesta Nacional de Salud Mental 2015, muestra que la ideación suicida es frecuente en población adolescente (6,6% en población de 12 a 17 años); asimismo, concluye que un tercio de las personas que piensan suicidarse han tenido planes suicidas y han intentado suicidarse y que los intentos de suicidio son más frecuentes en mujeres que en hombres.

Un informe del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Forensis) señala que en el país se registraron durante el año 2016, 2.310 suicidios (tasa de 5,20 por 100.000 habitantes), 242 casos más que el año inmediatamente anterior (2015), lo que representa un incremento de 11,70%. La asfixia fue el mecanismo mayormente utilizado (61,52%), seguido de los tóxicos (19,35%) y las armas de fuego (11,32%). El mismo informe reporta que las razones del suicidio fueron principalmente las enfermedades físicas y mentales (29,09%), seguida del conflicto de pareja o expareja (25,91%) y razones económicas (14,41%); el lugar de elección para cometer el hecho es la vivienda (72,13%) (4).

El Observatorio de Salud Pública de Santander, a través de la base de datos SISPRO del Ministerio de Salud y Protección Social, reporta que por diagnósticos relacionados con  intento suicida , se presentaron entre los años 2012 y 2016, un total de 941 atenciones (promedio 188 atenciones por año), siendo el año 2015 (249 atenciones) y el año 2014 (248 atenciones), los de mayor reporte (figura 2); el 58,1% de estos registros fueron en hombres y el servicio de consulta de urgencias (40,5%) fue el de mayor reporte, seguido del servicio de observación en urgencias (28,1%).

Ortiz Martínez, Coordinador del OSPS enfatizó que “A pesar de constituirse en un grave problema de salud pública, los problemas de salud mental son prevenibles mediante estrategias multisectoriales e integrales, especialmente dirigidas a niños y adolescentes”.

Actualmente, la Gobernación de Santander a través de la Secretaría de Salud Departamental y la Oficina de la Gestora Social de Santander desarrolla la estrategia Santander Positivo: crianza para la generación de la paz, que incorpora el Programa internacional de Parentalidad Positiva -TRIPLE P, para ayudar a las familias con niños y niñas de hasta 12 años a ejercer un mejor acompañamiento en la crianza, creando ambientes seguros y positivos, utilizando la disciplina asertiva y abriendo espacios para cuidarse a sí mismos como padres. Esta iniciativa se implementa como un piloto en tres municipios del departamento, a saber: Girón, Lebrija y Matanza, pero espera ser replicada en otros territorios como una opción para orientar a las familias en el manejo de los desafíos con sus hijos e hijas.

Back to Top