Ni fumadores activos ni pasivos “Día mundial sin tabaco: Por nuestra salud pulmonar”

Ni fumadores activos ni pasivos “Día mundial sin tabaco: Por nuestra salud pulmonar”

Ni fumadores activos ni pasivos “Día mundial sin tabaco: Por nuestra salud pulmonar”

No hay comentarios en Ni fumadores activos ni pasivos “Día mundial sin tabaco: Por nuestra salud pulmonar”

31 DE  MAYO

El mundo celebra cada 31 de mayo el día mundial sin tabaco, en aras de concienciar sobre los efectos dañinos del consumo directo de esta sustancia  y de la exposición al humo ajeno. Este año el lema es «el tabaco y la salud pulmonar», que busca llamar la atención de la población sobre la función de los pulmones para el bienestar físico y las consecuencias negativas que trae el tabaco para la salud en general.

Según la Organización mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco mata anualmente a 8 millones de personas, de las cuales más de 7 millones son consumidores directos y alrededor de 1,2 millones son no fumadores expuestos al humo ajeno. Casi el 80% de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos bajos o medios, donde es mayor la carga de morbilidad y mortalidad asociada al tabaco.

En Colombia, según cifras del Ministerio de Salud y Protección Social, la prevalencia de tabaquismo en personas de 18 a 69 años es del 12,8% (19,5% en hombres y 7,4% en mujeres), mientras que en el departamento de Santander es del 9,0%. Cálculos del Observatorio de Salud Pública de Santander (OSPS), basados en el Sispro muestran que durante el quinquenio 2013 a 2017, se registraron 1.746 atenciones por enfermedades obstructivas crónicas de las vías respiratorias inferiores (EPOC y similares) y 65.829 atenciones por cáncer de pulmón (todas las categorías), en el departamento de Santander; es decir, un poco más de 13.500 atenciones por año relacionadas con estas patologías.

El área metropolitana de Bucaramanga (AMB) registra un poco más de la mitad de los casos de enfermedades obstructivas crónicas de las vías respiratorias inferiores (EPOC y similares) (56,8%); mientras que en atenciones por cáncer de pulmón, el AMB registra un 69,5% del total de las atenciones por estos eventos.

De acuerdo con Juan Carlos Uribe Caputi, Epidemiólogo del OSPS “por género, las mujeres registran un poco más atenciones que los hombres en cuanto a las enfermedades obstructivas crónicas de las vías respiratorias inferiores (53,6%), mientras que, en cáncer de pulmón, los hombres registran más atenciones por estos eventos (51,7%)”.

Frente a la mortalidad, se estima que en el mismo quinquenio analizado, se registraron en el departamento un total de 2.790 muertes por enfermedades obstructivas crónicas de las vías respiratorias inferiores para una tasa de 27,1 casos por 100.000 habitantes, correspondiendo a los hombres 1.423 muertes (tasa 27,9 casos por 100.000 habitantes) y a las mujeres 1.367 muertes (tasa 26,2 casos por 100.000 habitantes).

En el caso del cáncer de pulmón, durante los años 2013 a 2017, se produjeron 904 muertes en el departamento para una tasa de 8,8 casos por 100.000 habitantes; siendo mayor la mortalidad en hombres con 544 casos (10,7 casos por 100.000 habitantes) que en mujeres (360 casos con una tasa de 6,9 casos por 100.000 habitantes).

La OMS ha señalado que el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno afecta la salud pulmonar y constituye una de las causas de cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias crónicas,  asma, neumonía, bronquitis y en general infecciones de las vías respiratorias inferiores; sin mencionar los efectos en la contaminación del aire.

Las políticas de cesación de consumo de tabaco avanzan en los diferentes países, sin embargo, se requiere dejar de subestimar los daños del consumo de tabaco para la salud pulmonar y generar políticas públicas más sólidas que prohíban el consumo en diferentes espacios cerrados, abiertos y de afluencia pública; así como estrategias educativas en hogares, escuelas, empresas, etc, para evitar que cada vez más adolescentes, jóvenes y adultos accedan a esta mala práctica.

Back to Top