¿Conoces el impacto del medio ambiente en la salud?

¿Conoces el impacto del medio ambiente en la salud?

¿Conoces el impacto del medio ambiente en la salud?

No hay comentarios en ¿Conoces el impacto del medio ambiente en la salud?

Los factores del ambiente que deterioran la salud están relacionados con la contaminación del aire, el agua o el suelo; así como la radiación ultravioleta, algunas prácticas agrícolas, cambios en el clima y el ecosistema, etc.

A nivel mundial se estima que el 23% de la mortalidad se debe a factores ambientales, al año mueren cerca de 12,6 millones de personas por la insalubridad del medio ambiente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Asimismo, el Institute for Health Metrics and Evaluation señala que la carga de enfermedad mundial actual por factores medioambientales es de 12%.

El estudio “Ambientes saludables y prevención de enfermedades – Hacia una estimación de la carga de morbilidad atribuible al medio ambiente”, editado por la OMS en el año 2016, destaca que las enfermedades no transmisibles, como las neumopatías crónicas, los accidentes cerebrovasculares y los cánceres, constituyen aproximadamente dos terceras partes del total de muertes dadas por condiciones ambientales desfavorables. Sin embargo, señala que la mortalidad por enfermedades infecciosas asociadas a saneamiento, suministro de agua y gestión de desechos, se ha reducido por cuenta de mejoras en el acceso a agua potable y la inmunización a mosquiteros tratados con insecticidas.

El documento concluye igualmente que enfermedades como el cáncer, los accidentes cerebrovasculares, las cardiopatías isquémicas y la diarrea podrían prevenirse con un ambiente más sano. Igualmente, señala las acciones que se pueden emprender para hacer frente a los riesgos ambientales, entre los que se cuentan: la utilización de combustibles limpios, el uso seguro de sustancias tóxicas en entornos laborales y viviendas, el almacenamiento de agua segura, entre otros.

Se prevé que en el año 2050 más del 60% de la población en el mundo ocupará las ciudades, lo que acarrea la necesidad de contar con mayor planificación urbana, en aras de hacer frente al tráfico intenso, la contaminación, el acceso al agua y servicios de saneamiento, entre otros.

 La calidad del aire que respiramos

De acuerdo con Laura Andrea Rodríguez, líder del Nodo Nororiental de Salud Ambiental y profesora/investigadora de la Universidad Industrial de Santander, “la contaminación del aire en Bucaramanga en los últimos años ha alcanzado niveles que en ocasiones exceden los permitidos en las normas internacionales, niveles de contaminantes que provienen principalmente del tráfico vehicular y secundariamente de emisiones de industrias”.

Agregó que de no adoptar medidas de control, regulación y vigilancia para promover ambientes salubres, las enfermedades y muertes prematuras por causas medio ambientales seguirán aumentando aceleradamente. La calidad del aire que respiramos es elemental para la conservación de nuestra salud y debe ser  mejorada a través de esfuerzos intersectoriales, que no atañen exclusivamente al sector sanitario, sino a la industria, al Gobierno y a los ciudadanos en general.

Investigaciones locales llevadas a cabo en años anteriores por el Observatorio de Salud Pública de Santander (OSPS) en conjunto con universidades locales y la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB), cofinanciados por Colciencias y el Ministerio de Medio Ambiente, sobre la “Contaminación atmosférica y sus efectos en la salud en Bucaramanga”,  determinaron que los niños y adultos con alguna enfermedad crónica respiratoria o cardiovascular que vivían en una zona de la ciudad con mayores niveles promedio de contaminación por material particulado tenían mayor frecuencia de agravamiento de sus síntomas y que incluso los niños sanos tenían también una mayor frecuencia de síntomas respiratorios relacionados con asma. Igualmente, se encontró con relación a la exposición a contaminantes extra e intradomiciliaria, que el consumo de cigarrillos (20,6%) y uso de aerosoles (22,5%) eran las fuentes de contaminación más frecuentes al interior de las viviendas, siendo más frecuente la presencia de humo de cigarrillo en la zona de baja contaminación y los aerosoles en la de alta contaminación.

Según Rafael Ortiz Martínez, Coordinador del Observatorio de Salud Pública de la FOSCAL “es necesario fortalecer el trabajo conjunto entre autoridades sanitarias, ambientales e instituciones gubernamentales para contar con planes que permitan detectar y afrontar de manera acertada episodios de contaminación del aire”.

En el mes mundial del medio ambiente, que se celebra en junio de cada año, el Observatorio de Salud Pública de la FOSCAL reitera la necesidad de articular esfuerzos individuales y colectivos que generen impactos positivos en el medio ambiente como: usar el transporte público y bicicletas para la movilización, incrementar el reciclaje, eliminar los aerosoles en cada hogar, entre otros.

Nueve de cada diez personas respiran un aire insalubre. La contaminación del aire es un asesino invisible que puede estar acechando, por ejemplo, en el camino de vuelta a casa e incluso en nuestros hogares.

La contaminación del aire es un asesino invisible, video de la OMS “El camino de vuelta a casa”.

Boletín de Noticias

Secretaria de Salud de Santander
Calle 45 No. 11 - 52 - Teléfono - Fax: (7) 6336233 Bucaramanga, Colombia
Observatorio de Salud Pública de Santander
Calle 49 # 27 A - 74
Telefax: 6475854 - observatorio@saludsantander.gov.co
Bucaramanga, Colombia

Back to Top